España lanza un órdago a Europa

There are no translations available.

 

AITORES ELECTRICIDAD, S.L. AITORES ELECTRICIDAD   

 943 33 40 66 / 699 427 368

 ELECTRICISTAS GIPUZKOA - REFORMAS GIPUZKOA - ELECTRICISTAS GUIPUZCOA

 

Electricistas Gipuzkoa

 

España lanza un órdago a Europa. O se desacopla el precio de la luz del gas, o habrá desconexión del mercado eléctrico europeo

la luz

En los últimos meses estamos siendo testigos de un verdadero despropósito en cuanto a los costes energéticos. El precio de la electricidad ha llegado a niveles ridículos, sobre todo teniendo en cuenta las características del sistema eléctrico español con fuerte presencia de renovables y nuclear. Ahora desde los gobiernos de España y Portugal se ha mandado una propuesta a Bruselas para terminar con este verdadero fraude de ley para desligar el precio de la luz de la del gas.

Y es que la situación roza lo cómico si las consecuencias no fuesen tan graves. Empobrecimiento del ciudadano, pérdida de competitividad de las empresas, pérdida de futuras inversiones en industrias electro intensivas. Daños irreparables que la lenta burocracia de la UE está agravando cada día.

En pasados días hemos sido testigos de como el precio mayorista del MWh llegaba a cifras totalmente ridículas de hasta 900 euros el MWh en algunos momentos. Un coste que ahora se ha colocado en los últimos días en torno a los 220 euros el MWh, siendo la jornada de hoy de 217 euros.

Pero estos precios son una verdadera estafa provocada por un sistema de fijación de precios donde la tecnología más cara marca el precio, incluso aunque su aportación sea mínima. Y ese precio lo está marcando el gas, que por la situación de ucrania se ha disparado.

Podemos ver de una forma más gráfica el nivel de este verdadero timo. Y es que según los datos del Ministerio de Transición Ecológica, generar un MWh en una central nuclear amortizada cuesta 18 euros, cifra que según la Comisión Nacional de Energía, la patronal del sector, eleva hasta los 50 euros el MWh. Por su parte producir un MWh en una hidroeléctrica amortizada cuesta 3 euros.

Por su parte la producción con renovables no se ha visto afectada por la situación. El sol y el viento no han subido las tarifas de su trabajo por lo que dejando de lado la subida de costes de materiales, vemos que los precios siguen siendo muy competitivos.

 

Últimas subastas fotovoltaica y eólica en España

 

Podemos echar un vistazo por ejemplo a las últimas subastas de las nuevas instalaciones, imagen superior, que supone un coste por MWh mayor ya que hay que añadir el coste de instalación, y donde el precio de la solar fotovoltaica ha estado entre los 18 y los 28.9 euros el MWh. Por su parte la eólica ha cerrado las subastas con precio de entre 20 y 29 euros el MWh.

Pero como decimos, estos son precios donde hay que incluir el coste de la instalación. En el caso de las instalaciones ya amortizadas podríamos hablar de un 50% menos. Algo que se traduce en que algunos parques eólicos están funcionando con un coste de apenas 10 euros el MWh. Esto supone un crecimiento del 2.000% hasta el precio del MWh hoy.

España y Portugal se plantan ante Bruselas

Esta mañana la Vicepresidenta Tercera y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha indicado que los gobiernos de España y Portugal tienen previsto presentar una propuesta conjunta al resto de socios europeos para limitar el precio del megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista a 180 euros.

Un tope que ya existía hace apenas dos años, pero que la directiva europea mandó eliminar en una decisión que apenas unos meses después claramente se muestra ha sido un error.

Ante esta situación, la propuesta del gobierno es recuperar el tope máximo. Y en caso de no hacerlo, la Ministra ha amenazado con tomar medidas unilaterales: «habrá que dar un respuesta, aunque sea sobre una base estrictamente nacional, porque la sociedad no puede esperar«.

Ahora queda por esperar a la reunión del Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo, donde se debatirá esta propuesta crucial para el futuro energético del viejo continente.

Fuente original del artículo