Cómo acertar con el tamaño de las baterías de tu sistema solar doméstico

There are no translations available.

AITORES ELECTRICIDAD, S.L. AITORES ELECTRICIDAD   

 943 33 40 66 / 699 427 368

 ELECTRICISTAS GIPUZKOA - REFORMAS GIPUZKOA - ELECTRICISTAS GUIPUZCOA

 

Cómo acertar con el tamaño de las baterías de tu sistema solar doméstico

 Cómo acertar con el tamaño de las baterías de tu sistema solar doméstico

Calcular tamaño de las baterías de tu sistema solar doméstico

Imagen Shutterstock

 

Si has decidido fabricarte tu propio sistema de captación y conversión de energía solar, uno de los desafíos a los que tendrás que hacer frente es el almacenamiento del excedente, especialmente para aquellos hogares que estén fuera de la red. ¿Cómo acertar con el tamaño? Para que no te equivoques por exceso ni por defecto, te explicamos los pasos a seguir para determinar tus necesidades de almacenamiento.

 

Primer paso: ¿Cuántos amperios por hora necesito?

Para responder a esta pregunta, básica, necesitarás seguir el proceso que se describe a continuación:

  1. Tamaño del inversor.

Para determinar el tamaño que necesitará tu inversor, lo primero será calcular el pico máximo de consumo. Una fórmula para saberlo será sumar los vatios de todos los equipos con los que cuentas en tu casa, desde microondas, hasta ordenadores o una simple bombilla. El resultado determinará el tamaño del inversor.

  1. Consumo diario de energía.

Algo que tampoco podrás descuidar será averiguar durante cuánto tiempo al día tienes activado cada uno de los equipos. Una vez lo determines, multiplica los vatios de cada aparato por el número de horas de uso y, acto seguido, suma todos los subtotales.Como este cálculo no tendrá en cuenta las pérdidas de eficiencia, multiplica el resultado que hayas obtenido por 1’5.

  1. Días de autonomía.

En este punto será necesario que decidas qué autonomía es la que estás buscando. Así, tendrás que determinar para cuántos días quieres que la batería pueda suministrarte energía. Por lo general, la autonomía ira de dos a cinco días.

  1. Capacidad de almacenamiento.

El último paso consistirá en calcular la capacidad de amperios por hora de la batería. Para ello, multiplica el total de vatios por hora diarios por los días de autonomía que hayas determinado. Posteriormente, multiplica por dos el resultado, que se expresará en kWh, por lo que tendrás que pasarlo a amperios hora. Para ello, divídelo por el voltaje de la batería.

Imagen Shutterstock

Segundo paso: Ojo con sobrecargar tus baterías.

Una vez determinada la capacidad que quieres almacenar y la ubicación de tus paneles, será el momento de decidir qué controlador de carga emplear. Comparado con lo anterior, este paso será relativamente sencillo puesto que básicamente tendrás que dividir la energía que captan tus paneles solares entre el voltaje de las baterías. El resultado, expresado en amperios, te aclarará el tipo exacto de controlador que vas a necesitar.

Tercer paso: Cableado del sistema.

Antes de comprar las baterías tendrás que tener presente cuántas vas a necesitar. En este aspecto, el cableado puede jugar un papel esencial. Así, el objetivo de este tercer paso será dar con la configuración que produzca los amperios hora y el voltaje que has calculado en fases anteriores.

Hay dos métodos para el cableado: en paralelo o en serie, opción en la que el voltaje de las baterías se suma. Por su parte, en un cableado en paralelo, lo que se suma es la corriente. Estos dos sistemas pueden combinarse para producir exactamente el voltaje y los amperios por hora que desees. Este aspecto será más importante de lo que parece, porque de él dependerá el éxito de la fórmula que has aplicado para determinar la energía que necesitas.

Con este último paso se completa la operación. Así, ahora ya puedes seguir dando forma a tu equipo doméstico con la garantía de que, pese a estar fuera de la red, tu sistema te proporcionará toda la energía que necesitas para tu hogar.

 

Fuente original del artículo