Queman ropa H&M para generar energía eléctrica

AITORES ELECTRICIDAD, S.L. AITORES ELECTRICIDAD   

 943 33 40 66 / 699 427 368

 ELECTRICISTAS GIPUZKOA - REFORMAS GIPUZKOA - ELECTRICISTAS GUIPUZCOA

 

En suecia queman ropa de h&m en vez de carbon para generar electricidad

 

En Suecia empiezan a quemar ropa de H&M en vez de carbón para generar electricidad

 

Una central termoeléctrica sueca, al noroeste de Estocolmo, espera no usar combustibles fósiles para el año 2020. Los está sustituyendo por madera reciclada y basura, incluyendo ropa desechada de la cadena H&M. Este año ya han quemado alrededor de 15 toneladas de ropa de H&M.

Una central eléctrica propiedad de Malarenergi AB, quien la opera en la ciudad de Vasteras (Suecia), está trabajando para dejar su dependencia del petróleo y el carbón, y para ello está usando una fuente de combustible que no podríamos esperar: prendas de vestir desechadas. Jens Neren, jefe de suministros de combustibles, dijo a Bloomberg: “Para nosotros es un material quemable. Nuestra meta es usar sólo combustibles renovables y reciclados“.
 
 
Suecia cuenta con un sistema de energía casi libre de emisiones, según Bloomberg, gracias a la energía eólica, nuclear e hidráulica. Sin embargo, algunos municipios locales utilizan el petróleo y el carbón para la calefacción en los días de invierno. El país espera dejar los combustibles fósiles, sustituyéndolos en sus viejas eléctricas por basura y biocombustibles.
 
 

 

 

Malarenergi tiene un trato con el pueblo vecino de Eskilstuna para quemar su basura, y parte de ella viene de un almacén central de H&M’ s. Johanna Dahl, jefa de comunicaciones de la empresa de ropa, dijo a Bloomberg: “H&M no quema ninguna ropa que se pueda usar. Sin embargo, es nuestra obligación legal asegurarnos de que la ropa que contenga moho o no cumpla con nuestra estricta política restricción de sustancias químicas sea destruida“.

La planta de Vasteras, que suministra energía a unos 150.000 hogares, ha quemado este año unas 400.000 toneladas de basura. Bloomberg informó a principios de esta semana, que el último barco de carbón atracó en la zona para entregar suministros hasta el año 2020 para los dos últimos generadores de combustibles fósiles de la planta, que se remontan a la década de 1960. En 2020, la planta añadirá una caldera de leña para ayudar a satisfacer la demanda de las unidades que queman basura y biocombustibles.

 

Fuente original del artículo